Debe vacunarse contra la gripe… ¿sí o no?

With 0 Comments, Category: BLOG,
no a las vacunas

Debe vacunarse contra la gripe… ¿sí o no?

Cada año por estas fechas se vacunan contra la gripe en España más de 5 millones de personas.

Si usted es una de ellas, y aún no lo ha hecho, tengo un buen consejo que darle:

NO SE FÍE NI SE CONFÍE: LA VACUNA DE LA GRIPE ES INÚTIL.

Y no se trata sólo de ahorrarle el pinchazo, sino de denunciar una de las mayores estafas sanitarias que cada temporada sufrimos en nuestro país: la vacuna para prevenir la gripe estacional.

La gripe es una epidemia que en España no sólo deja postrados en cama cada año, al menos durante una semana, a entre el 5 y el 15% de la población, sino que además 3.000 de esas personas no viven para contarlo (sobre todo niños, ancianos o personas inmunodeprimidas).

Esta claro que la gripe no es ninguna tontería.

Y aún así, año tras año, el único medio del que disponen las autoridades sanitarias para combatirla es la campaña de vacunación.

Aunque también podríamos llamarla “campaña de vacunación para nada”, a la vista de sus pobres resultados. (1)

Porque, año tras año, la vacuna antigripal…

NO es suficientemente efectiva.

NO responde bien ante las mutaciones del virus.

NO previene contra todas sus cepas.

Y NO evita que las personas vacunadas caigan enfermas, y en algunos casos, pierdan la vida.

En resumidas cuentas, la campaña de vacunación contra la gripe resulta tan costosa como ineficaz: NO funciona.

Quiero que quede claro que no pretendo que desoiga las indicaciones de su médico ni las campañas informativas.

Y dejo en sus manos la decisión de vacunarse o no contra la gripe, y la de sus familiares, si es usted quien lo decide.

Simplemente le recomiendo que, si aún no lo ha hecho, no dé el paso sin antes considerar los argumentos que voy a exponerle a continuación:

  1. Los datos oficiales evidencian que la vacuna contra la gripe sirve de poco, o de muy poco, contra esta epidemia. (1)
  2. Existen soluciones que le permiten prevenir y enfrentarse a la gripe sin necesidad de vacunarse.

El enemigo público Nº 1 para la salud
Le presento al responsable de todo este caos: el virus de la influenza tipo A (H1N1).

no a los lácteos

Aunque realmente no se trata de un único virus (y creerlo así es un error muy común), sino que son varios distintos debido a sus constantes mutaciones.

Además el virus no sólo muta de año en año, sino que puede hacerlo a lo largo de una misma temporada, incluso en varias ocasiones.

Estamos pues ante un enemigo altamente ofensivo y tremendamente ingenioso, capaz de copiar el material genético de las células sanas del organismo en el que se introduce y parasitar las cadenas de producción de proteínas para poder reproducirse en su interior.

La hemaglutina es la “llave maestra” que utiliza. Cuando el virus entra en un organismo sano, esta sustancia penetra en la superficie de las células de las mucosas respiratorias, y desde ahí franquea la “puerta” al virus, que llega al interior mismo de la célula y comienza allí toda su actividad infecciosa.

Los virus de influenza A se dividen en subtipos según dos proteínas de la superficie del virus: la hemaglutinina (H) que acaba de ver y la neuromidasa (N). Hay 18 subtipos diferentes de hemaglutinina (H1 hasta H18) y 11 subtipos diferentes de neuromidasa (N1 hasta N11) y además se dividen en diferentes cepas. ¡En total cientos y cientos de combinaciones!

Así que se puede hacer una idea de la dificultad que supone identificar un virus de la gripe concreto, prever sus posibles mutaciones y anticipar una vacuna efectiva contra él.

Más que difícil, parece una quimera.

La ruleta del virus influenza

Le propongo un juego imaginario: piense en una gran ruleta en la cual cada casilla está ocupada por un tipo de virus de la gripe y sus diferentes mutaciones.

Y centrémonos, por ejemplo, en el virus A(H3N2), responsable casi absoluto de la actividad gripal durante la temporada 2016/2017 en España.

A continuación usted hace girar la rueda y ésta se detiene, entre todos los tipos y subtipos posibles, precisamente en él. ¡Enhorabuena!, no es nada fácil.

Éstas son más o menos las probabilidades que la vacuna de la gripe tiene de acertar y neutralizar la cepa del virus responsable de la epidemia cada temporada.

Una auténtica lotería que explica el bajo índice de efectividad de la vacuna (EV) antigripal de las campañas de vacunación de años anteriores, que según las propias autoridades sanitarias, fue de baja a moderada, sub-óptima, baja…

Puede comprobar todos estos datos en los extensos informes anuales del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (ScVGE). Su acceso es libre y gratuito, y le disipará cualquier duda relativa a la EV antigripal que pueda tener. (1)

Como puede ver, el efecto protector de la vacuna no inspira mucha confianza.

Sin ir más lejos, la temporada pasada (el último gran fiasco), la EV para los mayores 64 años, el principal grupo de riesgo, descendió hasta un rácano 30%.

Pero además, en algunas campañas la eficacia de la vacuna fue nula ante alguno de los virus circulantes, como el caso del A(H3N2) en el año 2015.

¿Consecuencia? El 52% de los pacientes que llegaron a ser hospitalizados graves, e incluso el 53% de los fallecidos, se habían puesto la vacuna de la gripe que les recomendó y financió su comunidad autónoma.

¿No le pone los pelos de punta?

Y todo ello a pesar de que los resultados preliminares de los virus circulantes en el hemisferio norte cada temporada contribuyen a la decisión del comité de selección de cepas vacunales de la OMS para la temporada siguiente. (2)

De esta forma, a la hora de determinar la naturaleza de la futura vacuna, los investigadores consideran los virus que han circulado con más fuerza durante la temporada anterior. Y aún así, debido a las mutaciones, la efectividad de la vacuna en España no superó el 30%.

¿Qué podemos esperar en esta? ¿y si el virus muta? ¿la efectividad será aún menor?

Así nos encontramos con un proceso de diseño de la vacuna condenado al fracaso, donde una de cada dos veces las cepas que se integran en la vacuna no son las que acaban circulando.

Y lógicamente, año tras año, fracasa.

Pero las autoridades sanitarias no mencionan esto en sus campañas.

Déjeme darle otro dato demoledor: los estudios científicos más fiables (es decir, aquellos que no pagan los fabricantes de vacunas) concluyen que vacunando contra la gripe estacional a 4.000 personas mayores de 65 años (el grupo de mayor riesgo), ¡se evitarán ni más ni menos que entre cero y una muertes cada año!

De nuevo, comienza el circo
Fíjese detenidamente en este mapa de vigilancia de la gripe de hace unos días.

no a las vacunas

Como puede ver, el nivel de difusión actual de la enfermedad en todo el territorio es prácticamente nulo, exceptuando algunos casos aislados en Baleares.

La maquinaria sanitaria de las diferentes comunidades autónomas ya está en marcha.

La comunidad navarra ha sido la más tempranera y comenzó el 16 de octubre a administrar las 120.000 vacunas que adquirió para esta campaña.

La comunidad valenciana cuenta con 750.000 vacunas disponibles, Galicia 560.000 (30.000 más que el año pasado), mientras la Comunidad de Madrid ya tiene preparadas 1.155.000 dosis para esta temporada, un 10% más que la anterior. (3)

¿Está justificado este auténtico arsenal sanitario?

Según las fuentes oficiales, sí. De hecho las campañas informativas nos urgen a acudir al centro de salud a vacunarnos:

no a las vacunas

Desde luego no espere que la gripe no vaya a cambiar sus planes gracias a la vacuna…

Al menos cuando su efectividad no supera… ¡el 30% en algunos casos!

Un porcentaje que se encuentra muy lejos de ser aceptable.

¿Se compraría usted un coche con sólo una rueda, un trípode con una pata o un tercio de ordenador portátil?

Claro que no, no serían útiles ni eficaces. Pues eso es exactamente lo que ocurre con la vacuna antigripal.

Y si a la falta de eficacia de la vacuna añadimos que el virus de la gripe suele repetir el mismo patrón temporal cada año, es muy posible que esta temporada volvamos a encontrarnos con un escenario similar al del pico de la onda epidémica en 2016: urgencias colapsadas, bajas laborales, pacientes en cama, ingresados en hospitales… y desgraciadamente fallecimientos de personas que no consiguen superar la gripe cada año en nuestro país y mueren.

En definitiva, podemos concluir que:

  1. La gripe estacional es una epidemia muy grave, responsable de más de 3.000 muertes al año en nuestro país.
  2. Las autoridades sanitarias han centrado toda su estrategia preventiva (y muchos millones de euros) en la vacunación masiva. Según el Ministerio de Sanidad, “es el método más eficaz para prevenir la gripe”. (4)
  3. Pero la vacuna que nos suministran cada temporada en los centros de salud es a todas luces poco eficaz.

Y entonces, ¿qué?

A pesar de la excepcional climatología de este año, que ha retrasado la entrada del invierno, estamos a escasas semanas de que empiecen a dispararse los casos de gripe en España y las comunidades autónomas ya tienen funcionando las agujas en sus respectivas campañas de vacunación.

Ante este escenario, una pregunta le estará rondando la cabeza.

“¿Me vacuno o no me vacuno?”

Cualquiera de la dos opciones es completamente respetable, aunque dada la baja efectividad de la vacuna, la decisión parece irrelevante: seguramente quedará expuesto al virus de la gripe tanto si se vacuna como si no.

¿Cómo se enfrentará entonces a la gripe que está al caer?

¿Tendrá que resignarse a pasar unos días en cama, cuando menos?

¿Va a exponer directamente su salud a un virus muy astuto, contagioso y agresivo?

La respuesta es un rotundo no.

Sería una irresponsabilidad por mi parte aconsejarle que no se fíe de la vacuna y dejarle expuesto a la epidemia de gripe sin ofrecerle ninguna solución alternativa.

Pero, como le dije al principio, afortunadamente esa alternativa existe.

Hay una combinación precisa de ingredientes que va a conseguir hacerle infinitamente más resistente a la gripe, prácticamente invulnerable, de forma absolutamente natural.

Fuentes

  1. “Informes de Vigilancia de la Gripe en España. Temporadas 2013-2014, 2014-2015, 2015-2016.
  2. WHO Questions and Answers. Recommended composition of influenza virus vaccines for use in the northern hemisphere 2016-2017 influenza season and development of candidate vaccine viruses for pandemic preparedness. http://www.who.int/influenza/vaccines/virus/recommendations/201602_qanda_recomm endation.pdf?ua=1
  3. https://www.consalud.es/politica/consejerias/las-cc-aa-se-blindan-ante-la-proxima-campana-de-la-gripe_42678_102.html
  4. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Enfermedades. La gripe.
En A.P.E.N.B. usamos cookies para el correcto funcionamiento de la web y para personalizar tu experiencia en el sitio. Las cookies no pueden acceder a información almacenada en tu disco duro, o dañar o poner en peligro tu ordenador. Si cierras esta notificación o continúas explorando el sitio, estás aceptando el uso de cookies por nuestra parte.