HOMEOPATÍA Y ALQUIMIA – Una relación “casi” insospechada.

With 0 Comments, Category: BLOG,

defensas

Homeopatia y Alquimia.

Hace unos días y dentro de la Formación Profesional Acreditada de Espagíria Terapéutica, impartimos un seminario teórico y práctico sobre los llamados “Glomérulos Solados”. Ésta es una técnica de laboratorio para hacer remedios espagíricos de alta calidad y eficacia que utilizaban los hakims (alquimistas-médicos-sabios) andalusíes. Hay constancia escrita de esta técnica (en árabe) desde el s. IX y recomiendo la lectura del libro “Origen alquímico de la homeopatía y terapia floral” de Ángel Alcalá, homeópata, periodista, estudioso y experto en historia de la alquimia y de la medicina andalusí si quieres profundizar sobre lo que aquí se escribe.
“Coge gránulos de lactosa, colócalos en una bandeja de plata y ponlos al sol. Después, imprégnalos con la tintura  y a la dilución apropiada para el paciente y se los das”. Esto nos leía Omar Yabir, nuestro Maestro Alquimista y Espagirista andalusí, directamente del árabe. Esta es una verdadera protohomeopatía desconocida para la inmensa mayoría de los homeópatas debido a los siglos de persecución y ocultación vividos por la Alquimia y su Medicina la Espagiria. Hoy en día, los enormes conceptos erróneos interesadamente trasmitidos desde aquellos tiempos funestos y la visión estereotipada de la ciencia cartesiana y newtoniana, impiden a la mayoría de los profesionales de la salud acercarse al Arte Alquímico y a sus Hijas, la Espagiria y la Homeopatía, con un espíritu sereno y una mente abierta pero pragmática que les permita ver, comprender y practicar una Medicina muy sabia y muy eficaz. Dentro de la propia Homeopatía nos podemos encontrar con pensamientos excesivamente estructurados que  a veces rayan el fanatismo, e impiden la necesaria consciencia clara, abierta e insisto, pragmática. También hay otro factor importante: Poquísimos homeópatas practican laboratorio. Esto impide el conocimiento profundo, el sentido, el porqué íntimo de su práctica homeopática y asistimos, como en la inmensa mayoría de las llamadas medicinas holísticas, alternativas, etc., a una alopatización severa y a una práctica de protocolos establecidos donde lo único que cambia es el remedio.  La segunda es que la tan cacareada demostración científica no es posible por la visión cartesiana, newtoniana y materialista de la ciencia. Sí es posible por la ciencia mas avanzada como la física cuántica, la relatividad, la teoría fractal, etc. Hoy en día y en todos los ámbitos, especialmente en la ciencia y en la política, la técnica del avestruz se emplea para negar la existencia de algo que es molesto y pone en evidencia. Sin embargo, no querer ver, ignorar y silenciar nunca impide que tarde o temprano, la verdad se manifieste.

Volvamos a nuestros glomérulos solados.

Los gránulos de lactosa:
En la naturaleza existen tres materias que tienen la cualidad de almacenar y trasmitir información: El agua, el cuarzo y el azúcar de leche o lactosa. Esta cualidad  es bien conocida por los alquimistas desde la antigüedad. Se trata de introducir información beneficiosa de la misma forma  que la madre se la da a su bebé durante la lactancia. Es un proceso absolutamente natural. Toda información tiene una base energética y un mensaje. Las ondas de radio y TV son una energía que transportan una información codificada y es un receptor, radio o TV, que las descodifica y las hace útiles. En nuestro caso, el paciente es el receptor de la información trasmitida por la lactosa e inconscientemente la descodifica y la hace útil para su salud.

El problema que encontramos en los gránulos homeopáticos es que generalmente contienen solamente un 15% de lactosa (ésta es más cara que la sacarosa). También se hacen únicamente de sacarosa a causa de las alergias al  azúcar de la leche y también debido a la mala fama de este alimento en el campo nutricional.  En consecuencia, la trasmisión de información puede ser deficitaria, dependiendo la respuesta sanadora de la calidad del receptor humano. Hay otros factores intangibles y sujetos a especulación, pero dignos de ser tenidos en cuenta en un resultado terapéutico positivo: La comunicación inconsciente entre médico-terapeuta y paciente y la posibilidad de que toda materia que no es mas que energía condensada, sea capaz de almacenar y trasmitir información en mayor o menor grado.

La utilidad de los gránulos de lactosa era conocida y empleada por los alquimistas-médicos muchos siglos antes del nacimiento de Hahnemman.

El Sol

El Sol:
La energía del sol es la energía de la vida y solar los gránulos es dotarlos de esta cualidad. Sol tiene, además, otras cualidades esenciales para el alquimista-espagirista: es La Fuerza de la Naturaleza Ritmo y es también yo, la identidad. Nada se puede hacer sin un ritmo adecuado y dicho ritmo nace de la naturaleza de aquello con que se trabaja en sintonía con el ritmo propio del yo de quien lo trabaja. A esto se llama armonía. Sol es el iluminador y potenciador de todo lo que ilumina y es muy normal que el alquimista-espagirista añada Sol a sus remedios para  potenciar su acción. Sol es el centro de nuestro sistema solar y el centro del ser humano es su corazón. Cuando dices yo, llevas tu mano al corazón. Es el órgano de tu identidad, relacionado con tu territorio personal, con el amor. Existe una correspondencia rítmica entre el sol y el corazón que ha sido estudiada científicamente y demostrada. Cuando solamos los gránulos de lactosa los potenciamos en su acción y toda esta información y cualidades es guardada y puesta a disposición del paciente.

La bandeja de plata:
La plata es el metal de la Fuerza de la Naturaleza Nutrición-Luna. Si Sol es el padre, Luna es la madre. Cuando hablo de Sol y de Luna no solamente me refiero a los astros que, en este caso, tienen una clara influencia en la vida humana, también y sobre todo como Fuerzas de la Naturaleza que imprimen sus cualidades a todos los seres vivos y no vivos. Sol preside el “mundo de lo visto”, el día, el consciente racional y genera el sistema matemático decimal. Luna  gobierna el “mundo de lo no visto”, la noche, lo onírico, el psiquismo inconsciente, rige los ciclos, es el arquetipo femenino en cuanto a la nutrición, el cuidado y genera el orden matemático llamado Natural en Alquimia con base numérica 28.
La plata impregna al gránulo de estas cualidades armonizándolo y abriendo su acción al inconsciente. Luna, iluminada por Sol potencia la información que trasporta la lactosa para que sea absolutamente asimilable también en el inconsciente y en el sistema nervioso neurovegetativo que éste gobierna.

La tintura:
La tintura madre de la llamada Escuela Francesa, que es la que normalmente se emplea en homeopatía tanto sola como en diferentes diluciones, no es comparable con una tintura madre espagírica. Ésta, que es el inicio de la Vía Alquímica Vegetal y consecuentemente es una obra alquímica, se hace con una base de agua de manantial y Spiritus Vini, alcohol de vino de alta pureza. El agua de manantial aporta la información de la Vida, es agua viva y extrae la energía de la planta además de principios activos. El alcohol de vino extrae la información de la planta: Su psiquismo, su intencionalidad, su funcionalidad, características y cualidades. A esta operación se le llama “Separatoria” y resto vegetal que queda de la extracción, el Caput Mortum, se calcina en el atanor, el horno del alquimista, desapareciendo todo rastro orgánico. Hemos extraído el Sulphur o energía de la planta, su Mercurius o psiquismo y cualidades y lo que queda del caput mortum tras su paso por el atanor es la estructura de la Sal, de la corporalidad de la planta. Las sales minerales resultantes de la calcinación se llevan a la máxima expresión del mundo mineral, se cristalizan. Este cristal se disuelve en el llamado Spiritus Mundi, en el Rocío de Mayo preparado alquímicamente, portador de la Energía Universal. Una vez hecho esto, todo se junta. Una tintura espagírica tiene la información de toda la planta: su psiquismo, su energía, su estructura material, los principios activos, la información de la Vida y la Energía Universal. Pero no es suficiente.

El alquimista-espagirista, en un acto de consciencia pura y simple le da el “ánima”: la dirección, la finalidad, la consciencia… La planta se ha destruido y resucitado, está viva y es asimilable por los humanos pero necesita madurar, hacerse adulta. Se la introduce en un “vaso de rotación” y se la expone a la Naturaleza, al frío, al calor, al día, a la noche, a las estaciones…, dando cumplimiento a aquello que dice la Tabla Esmeralda: “El Sol es su padre, la Luna su madre”. Toda potencialidad está incluida en la tintura y por supuesto, la del propio alquimista-espagirista.

Las diluciones:
Las diluciones alquímicas-espagíricas practicadas desde la antigüedad se corresponden, primero, con las llamadas Siete Fuerzas de la Naturaleza que llevan los nombres de los siete planetas visibles a simple vista. Es un error creer que son los propios planetas los que influyen en las cualidades de las cosas incluyendo a los seres humanos. No son los planetas, son Las Fuerzas emanadas como cualidades de acción de la Energía Universal unificada y primigenia, y son éstas las que sí influyen poderosamente en nosotros y en todo lo manifestado porque nos forman y constituyen, puesto que toda materia es energía condensada de acuerdo a la relatividad: e = m.c2. “Todo depende de la calidad del Qi (energía)”, dice la Alquimia Taoista y su hija la Medicina Tradicional China. “El Sulphur (energía) es de la misma naturaleza que el Mercurius  (intención, información, ideación) que la produce”, dice el Criterium Naturae de la Alquimia Hermética. La dilución correspondiente a cada Fuerza actuará en su esfera correspondiente, en los órganos y vísceras que gobierna, así como en las enfermedades que se manifiestan por su desequilibrio. También necesitamos saber que todo remedio alquímico-espagírico actúa sobre el psiquismo, la energía y la materialidad física aunque se diseñe para una acción específica que indudablemente cumplirá. He aquí una muy breve descripción de las 7 Fuerzas y sus diluciones:

  1. Tintura lunar o tintura madre. 1:10. Luna: Arquetipo femenino. Nutrición, acción de nutrirse o nutrir, rige los ciclos, preside el inconsciente. Gobierna el cerebro y los genitales, también la piel y los ganglios. Enfermedades de la nutrición real o simbólica: afectividad. Metal: Argentum-plata. Cogiendo 1 parte de esta tintura y nueve del vial disolutorio generamos:
  2. Tintura mercurial: 1:100. Mercurio: Información, comunicación. Rige toda la información: Psíquica, nerviosa, nutricional. Gobierna el sistema nervioso en cuanto a trasmisión de información, pulmones, sistema digestivo, faringe, laringe. Patologías nerviosas. Metal: Hidrargirio-mercurio (solúbilis). 1 parte de esta tintura y 9 partes del vial disolutorio origina:
  3. Tintura venal: 1:1000. Venus: Arquetipo femenino. Proliferación. Capacidad de disfrute de la vida. Sensualidad, sexualidad. Gobierna los riñones, piel, venas, y genitales. Enfermedades infecciosas. Metal: Cuprum-Cobre. 1 parte de esta tintura y 9 de vial disolutorio origina:
  4. Tintura solar: 1:10.000. Sol: Ritmo. Identidad, vitalidad. Arquetipo: Ser, yo, centro. Gobierna el corazón, las arterias, genitales, sangre. Enfermedades de la vitalidad. Metal: Aurum-Oro. 1 parte de esta tintura y 9 de vial disolutorio genera:
  5. Tintura marcial: 1:100.000. Marte: Impulso, combustión. Arquetipos: decisión, valor, coraje. Arquetipo masculino. Gobierna la vesícula biliar, la sangre, los músculos, influye en pulmón y riñón. Enfermedades de naturaleza inflamatoria. Metal: Ferrum-Hierro. 1 parte de esta tintura y 9 partes de vial disolutorio origina:
  6. Tintura jovial: 1:1.000.000. Júpiter: Expansión. Arquetipo: la grandeza. Gobierna el páncreas, hígado y cartílagos. Enfermedades expansivas y pletóricas. Metal: Stannum-Estaño. 1 parte de esta tintura y 9 de vial disolutorio genera:
  7. Tintura saturnal: 1:10.000.000. Saturno: Estructuración. Arquetipos: El tiempo (Cronos), la Sabiduría. Gobierna el bazo, la médula ósea y los huesos (esqueleto). Enfermedades crónicas. Metal: Plumbum-Plomo.
ortiga

La ortiga es una planta marcial. Pincha, sus hojas son lanceoladas y serradas y contiene mucho hierro. Si quiero potenciar su cualidad marcial para actuar sobre un problema de vesícula biliar (Marte), haré una dilución a la 5 marcial. Marte corrige a Marte y también ayudará a esa persona a tener valor para enfrentarse y resolver los conflictos que provocaron su enfermedad. Si lo que necesita es decisión para comunicar, haré una dilución a la 2 mercurial para potenciar Marte-decisión y Mercurio-comunicación y que, además, seguirá actuando sobre la vesícula biliar.

La Espagiria considera que las diluciones de la 1 a la 10 predomina la acción física. De la 10 a la 20 predomina  la acción energética y de la 20 a la 30  la acción psíquica. Toda dilución se hace de acuerdo a las necesidades del paciente y no solamente se trabaja el mundo vegetal, también el mineral, animal y el humano. El Maestro alquimista y espagirista Omar Yabir contó el siguiente caso:  Una mujer embarazada se le presentó en petición de ayuda: el feto padecía hidrocefalia y los médicos le aconsejaban abortar. Ella no quería porque era su primer hijo y le había costado quedarse embarazada. Yabir, previa evaluación, hizo una tintura con la sangre de la madre a la 256 dilución. La madre la tomó con la conveniente ritmificación de la ingesta y el niño nació normal.

La dinamización.
Es la operación por la que se hacen las diluciones mezclando la tintura con el vial disolutorio. Dinamizar no es solamente mezclar, también y sobre todo dar energía, tal cual lo expresa la propia palabra. La dinamización homeopática se hace por percusión reiterada contra la palma de la mano. Hoy en día hay máquinas que evitan al homeópata este “engorroso” trabajo y son utilizadas en la industria. Es una pena, porque se pierde la consciencia del acto tan necesaria para que los gránulos tengan “consciencia” para ser y hacer. La dinamización espagírica es un acto totalmente consciente del espagirista donde interviene su voluntad, la respiración genera un ritmo consciente y las energías del Cosmos y de la Tierra intervienen además de la del propio espagirista. En su práctica se alcanza un estado contemplativo y se utiliza el “vaso de dinamización” que el espagirista sujeta con una mano en cada extremo y lo hace girar con el ritmo de su respiración.

Similar similibus curantur:
“Lo similar se cura con lo similar” es el axioma máximo de la Homeopatía. La Alquimia-Espagiria dice: “Dos fenómenos similares son producidos por la misma Fuerza Generatriz” (Criterium Naturae, los Criterios de la Naturaleza). “El Sulphur (energía) es de la misma naturaleza del Mercurius (psiquismo) que lo origina (Criterium Naturae) y como sabemos, la materia es energía condensada. Estos dos principios originan un tercero: “La Fuerza patógena se corrige con Otra de su misma naturaleza”. El concepto homeopático es muy anterior a la propia Homeopatía. Es un concepto alquímico  anterior, incluso, al propio Hipócrates, pues ya consta en el Corpus Herméticus egipcio. Paracelso, considerado uno de los padres de la medicina actual, era alquimista. Separó la Alquimia  de su Arte de Curar y lo llamó Espagiria, nombre que obtuvo de la unión de los verbos griegos spaou y agereum: coagula et solve: “coagula y disuelve”, axioma máximo de la Alquimia. Esta separación aparente la hizo por pura supervivencia pues no podía decir que era alquimista y que había estudiado el Arte con el Hakim Solimán Trismosín en Constantinopla. Muy seguramente Hahnemann leyó su bibliografía.
Todo estaba ya dispuesto. Hahnemann fue químico y farmacéutico y en aquella época los sistemas de laboratorio eran los de la propia Alquimia aunque ya desposeídos de su espíritu. El Maestro fue médico del gobernador de Transilvania, tierra de alquimistas, sobre todo judíos y es muy posible su inquietud le llevase a entrar en contacto y aprender de ellos. También se dice que viajó a Marruecos y allí se depositó gran parte del conocimiento alquímico-médico andalusí. Hahnemann pudiera haber hecho como Paracelso, no hablar de alquimia ni de sus métodos para no caer en desgracia. Ya fue denostado y perseguido hasta la saciedad sin hablar de ello y el silencio es una sabia actitud. Quizás, también fue impulsado por su ego y manifestar “una nueva medicina” producto de su voluntad e inteligencia. Quizás hizo una mezcla de todo y siguió adelante, cosa que tenemos que agradecerle millones de seres humanos.

Que la Homeopatía y los homeópatas se acercasen y conociesen a la Madre sería beneficioso para todos. Sabemos de las reticencias y de los intereses, pero la inteligencia y la sed de Conocimiento los supera si el interesado/a quiere y la Madre siempre está con los brazos abiertos.

Gracias.

Joxe Luis Arizala. Espagirista. Director de la Formación Profesional Acreditada de Espagiria Terapéutica.

 

En A.P.E.N.B. usamos cookies para el correcto funcionamiento de la web y para personalizar tu experiencia en el sitio. Las cookies no pueden acceder a información almacenada en tu disco duro, o dañar o poner en peligro tu ordenador. Si cierras esta notificación o continúas explorando el sitio, estás aceptando el uso de cookies por nuestra parte.