¡La afirmación de que la mayoría de los casos de cáncer se cura es falsa!

With 0 Comments, Category: BLOG,

la mentira del cancer

Así se denuncia en un contundente escrito enviado ayer jueves por burofax a la Ministra de Sanidad,  Servicios Sociales e Igualdad Dª Dolores Montserrat Montserrat a la que se pregunta hasta cuándo va a consentir el ministerio que la ciudadanía se crea tamaña mentira siendo algo tan grave y delictivo que de hecho debería intervenir de oficio para evitarlo la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción.

“Por enésima vez en los últimos años los medios de comunicación españoles trasladan a la ciudadanía la falacia de que la mayoría de los casos de cáncer se curan con los actuales tratamientos oncológicos, algo absolutamente falso. Y lo difunden porque así se lo hacen creer una y otra vez los máximos representantes de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), esta vez con motivo del congreso de Oncología que organizado por la European Society for Medical Oncology (ESMO) en colaboración con la European Association for Cancer Research (EACR) se celebrará en Madrid entre el 8 y 12 de septiembre”, empieza diciendo el escrito que agrega: “Ni el Dr. Miguel Martín Jiménez –presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM)- ni el abogado Ignacio Muñoz Pidal -presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC)-, ni sus antecesores en esos cargos, ni quienes desde el sector repiten tal afirmación aportan un solo dato objetivo que avale tal afirmación. De hecho no osan hacerla ni los laboratorios que fabrican los quimioterápicos que en todo el mundo usan los oncólogos porque saben que terminarían en los tribunales”.

Antonio Campoy

El autor de la carta de denuncia, Jose Antonio Campoy, presidente de la World Association for Cancer Research (WACR) y director de Discovery DSALUD (www.dsalud.com), explica: “Llevamos 19 años leyendo gran parte de los trabajos publicados sobre cáncer en revistas científicas de todo el mundo -fruto de lo cual hemos elaborado más de 150 extensos artículos- y tras haber consultado miles de abstracs no hemos encontrado ni un solo quimioterápico que prevenga o cure el cáncer. Ni uno solo en el último medio siglo. Y, por supuesto, ningún protocolo oncológico que permita tal cosa, entre otras razones porque sería inaudito que el uso conjunto de dos o más fármacos que no curan el cáncer lo logren. Ni siquiera en el supuesto de que quienes afirman tal falacia se refieran a la vergonzosamente denominada “curación clínica”, es decir, a la supervivencia a cinco años. Porque lo único que la literatura científica oncológica recoge son casos de resultados marginales y el presunto logro por parte de algún quimioterápico -más que discutible- de una supervivencia extra de 2 o 3 meses. Eso es lo máximo que oficialmente avalan las agencias reguladoras y lo que algunos de los responsables ministeriales han reconocido sobre los fármacos oncológicos”.

Y agrega: “En suma, si no hay fármaco o protocolo oncológico alguno que haya demostrado prevenir, detener o curar el cáncer -sea ésta una palabra que designa a una o más de cien enfermedades distintas porque ni en eso se ponen de acuerdo los “expertos”-, ¿cómo se permite a los representantes de esas y otras asociaciones con claros conflictos de interés con la industria farmacéutica hacer creer a la ciudadanía que hoy el 53% sobrevive -no que se cura- cinco años y un 50% diez (véase:  http://www.seom.org/es/prensa/el-cancer-en-espanyacom/105941-las-cifras-del-cancer-en-espana-2017?showall=1). ¿Cómo? ¿Con fármacos y protocolos que jamás han demostrado curar el cáncer en ningún ensayo clínico?

“En la prevención y curación del cáncer -añade la carta- no se ha avanzado prácticamente NADA en décadas. Los datos de morbilidad hospitalaria del Instituto Nacional de Estadística (INE) son de hecho contundentes. Según los mismos entre 2000 y 2015 -último año computado- murieron por tumores malignos en España 95.072 personas en 2000, 97.714 en 2001, 97.784 en 2002, 99.826 en 2003, 100.485 en 2004, 100.189 en 2005, 101.669 en 2006, 103.329 en 2007, 103.999 en 2008, 105.133 en 2009, 107.188 en 2010, 109.341 en 2011, 110.993 en 2012, 111.021 en 2013, 110.278 en 2014 y 111.381 en 2015, último año contabilizado que se publica en el Anuario Estadístico de España 2017“.

En la carta de denuncia se pregunta asimismo cómo se justifica que el estado pague los disparatados costes de los quimioterápicos estando el sistema sanitario español al borde la quiebra y no habiendo fármaco o protocolo alguno que prevenga o cure el cáncer. “Se ha llegado a costear 600.000 euros por un tratamiento combinado que solo logró para el paciente un mes más de supervivencia”, asevera un grupo de investigadores español encabezado por la doctora Itziar Oyagüez cuyo trabajo se cita en la carta.

La denuncia recuerda que el doctor Vinay K. Prasad -oncólogo del Oregon Health & Knight Cancer Institute de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón y autor de más de 130 artículos revisados por pares y publicados en revistas de gran impacto como Nature, British Medical Journal, JAMA: Oncology, Journal of Clinical Oncology y New England Journal of Medicine– publicó en marzo pasado un trabajo en Nature Reviews Clinical Oncology con el título The high price of anticancer drugs: origins, implications, barriers, solutions (El alto precio de las drogas anticancerosas: orígenes, implicaciones, barreras, soluciones) en el que -entre otras muchas cosas- denuncia que puedan pagarse 900.000 dólares al año por Regorafenib –fármaco para el cáncer colorrectal metastásico- cuando solo mantiene una mejor calidad de vida o que se paguen por lo mismo 800.000 por Necitumumab -para el cáncer de pulmón escamoso metastásico-, 710.000 por Pertuzumab –para el cáncer de mama metastásico- o 500.000 por Bevacizumab –para el cáncer colorrectal con metástasis-. Se trata –denuncia en su texto- “de cantidades que exceden todos los umbrales razonables de rentabilidad”.

La carta a la ministra agrega que “en 2013 se publicó en Nature Medicine un estudio que no solo pone en duda que el uso de quimioterápicos sea útil para tratar el cáncer sino que indica que su utilización daña los tejidos sanos adyacentes al tumor y ayuda a que éste se expanda y crezca pudiendo además dar lugar a metástasis. Y es que los quimioterápicos –al menos algunos, si no todos- llevan a los fibroblastos a protegerse de ellos segregando unas proteínas -las WTN16B- que en una situación normal se ocupan de mantener la integridad del tejido conjuntivo y son básicos en la cicatrización de heridas y la producción de colágeno pero que ante la presencia de esos venenos ¡producen una cantidad 30 veces superior y eso hace crecer el tumor!”

Finalmente explica que “ya en 2006 un equipo dirigido por Mark Noble -del Departamento de Genética Biomédica de la Universidad de Rochester en Nueva York- dio a conocer que los quimioterápicos que se usan ​para tratar los cánceres de mama, ovario, colon y recto así como el linfoma no-Hodgkin son más tóxicos para algunas células sanas que para las cancerosas. Y un trabajo del Departamento de Radiación Oncológica del Northern Sydney Cancer Centre de Sydney (Australia) publicado en 2004 y efectuado por G. Morgan, R. Ward y M. Barton que el posible beneficio de la Quimioterapia es ¡inferior al 2,5%!

fuente

En A.P.E.N.B. usamos cookies para el correcto funcionamiento de la web y para personalizar tu experiencia en el sitio. Las cookies no pueden acceder a información almacenada en tu disco duro, o dañar o poner en peligro tu ordenador. Si cierras esta notificación o continúas explorando el sitio, estás aceptando el uso de cookies por nuestra parte.