11 Noviembre 2011 - Carmen Risueño

Consciencia (Flores de Bach)

Consciencia (Flores de Bach)
La terapeuta Carmen Risueño explica las características positivas de cada tipo del Eneagrama, pero se detiene más en el proceso de curación.

Para ello, detalla las posturas enfermas de los nueve Eneas e indica qué Flores de Bach son las más adecuadas en cada caso para corregir los defectos y suavizar las peculiaridades extremas de cada tipología.

Su descubridor fue Gurdjieff, de origen ruso, profundizó en los estudios de Hermes Trimegisto (antigua Mesopotamia) junto a los sufís. Sufí es alguien que ama y respeta toda la creación del universo. Y Sufismo es la Luz Brillante que resplandece en el Corazón de aquellos quienes aman y respetan. Él se encargó de formar grupos de trabajo para desarrollo del alma humana. Aunque quien asocia tipos y personalidades fue Oscar Ichazo (Chile), añadió a los siete pecados capitales, dos genéricos Miedo y Engaño.

Para Gurdjieff la clave en el despertar de la conciencia será identificar el propio rasgo principal, y también se hablará de dos rasgos centrales en cada estructura de carácter; uno el rasgo principal mientras que el resto de rasgos quedan en un fondo más o menos próximo o lejano. Edgard Bach proponía encontrar la flor tipo y después con otras vamos viendo recovecos interiores, y sus consecuencias exteriores, haciendo la vida sumamente enriquecida en sorpresas y conocimiento de cada uno de nosotros interrelacionándonos.

Cada personalidad reemplaza su cualidad bloqueada por una imitación de ésta, desarrollada por la misma personalidad. Paradójicamente, si el tipo de personalidad está en la tríada del sentimiento, esto no significa que tenga más sentimientos que los demás, sino que por el contrario, éste es el componente de la psique menos capaz de funcionar libremente. De igual forma se da en las tríadas instintiva y del pensamiento. De este modo, se puede hallar su punto ciego.

Reiterando en la búsqueda del Ser, encontramos con su trabajo energético-vibracional como son complementarias las Esencias Florales. Las Esencias Florales, reforzadoras en la adquisición de conciencia en el Ser, ya su filosofía quedó dicha, escrita, practicada y legada por el Dr. Edward Bach en «Libérate a ti mismo». Su sistema floral, con 38 remedios y el rescate (compuesto de cinco) entre otras, se utiliza para ir estructurando y observando el patrón-personal, y flexibilizándolo hacia la búsqueda del Ser y estar. Posteriormente otros seguidores, nuestros contemporáneos con sus estudios, elaboraciones, investigaciones, ingestas, tratamientos, trabajos, docencias y adquisición de conciencia, para ayudar en el despertar de la Humanidad.

Las Flores siendo cuerpos energo-sutiles complacientes e implacables en la búsqueda interior, van haciendo que el pensar se haga ampliable y sólido, con flexibilidad, adquiriendo una conciencia mayor de sí mismo y de lo que nos rodea. Con lo cual, a la par que las teorías del Dr. Bach «no hay enfermedades sino enfermos» y la finalidad común en el Ser Humano será la búsqueda y encuentro del Ser, cuya percepción de ausencia o vacío es la raíz de todas las pasiones.

Las Posturas enfermas

Eneatipo nº1. La Ira. El Perfeccionista-Resentido. Hostilidad y codicia. Su característica es la ira o la cólera, expresión de codicia de modo asertivo, aunque no reconocido. Gran sentido del deber y trabajador exhaustivo como los Oak. Introyecta, queriendo decir que incluye dentro de sí todo lo que oye, ve, sin discriminar, sin la asimilación pertinente. Se encuentran entre los eneas nº 9 la pereza y nº 2 el orgullo, sus alas.

Doble moral. Son los obsesivo-compulsivos. Cómo vivir entre lo correcto y lo incorrecto. Las esencias florales que lo acompañan serán del orden de Walnut, Impatiens, Vervain, Cherry plum, Crab apple, y Holly como estrella. Es fácil pensar que habiendo experimentado una tan escasa infancia se tenga mucha rabia escondida, y mucho dolor no expresado, que quieran vengarse; dando esto intranquilidad, insatisfacción y malestar.

En otros sistemas: Aloe vera con su desgaste y fricción. Albaricoque, Crowea, Boronia, Mountain deville para lo que no hay, lo que falla, la hiperpreocupación, y la grave desconfianza. Star thistle, aprendiendo generosidad desde la propia nutrición interna. Sticky monkeyflower, incrementando la calidez humana en las experiencias sexuales. Caléndula, y amplificar la escucha, aportando delicadeza y comprensión.

Eneatipo nº 2. El Orgullo. El que da. Falsa abundancia. El pecado original de los dos es el orgullo. El dador universal o «síndrome de la madre judía». Susceptibles y ansiosos frente a las críticas o los indicios de ser rechazados. Al sentirse heridos, se cierran en sí mismos como Water violet se egotizan y sacan agresividad desde Vine. Fomenta las dependencias, evitan sentir la envidia. Se encuentran entre los eneas nº 1 la ira y el nº 3 la vanidad, sus alas.

Ahí donde vemos esta virtud, es ahí donde el mismo no existe como tal. Son histriónicos y narcisistas.

Cómo vivir entre querer y que nos quieran

Las esencias florales que lo acompañarán, Chícory en el amar sin esperar nada a cambio, Clematis, bajando a la tierra y tomando conciencia, dándose cuenta de lo que falta, más que de lo que aparentemente sobra, Centaury, Larch, Agrimony porque es alegre para ocultar la tristeza. Mustard, Gentian, Gorse.


En otros sistemas: Fuchsia apoyando en las dolencias de somatización, el histrionismo, lo gestual, Narcisus, Daffoild, Poison oak,etc.Alpine lily y la integración de sentimientos profundos del corazón y los sentires no conscientes de los órganos femeninos.

Eneatipo nº 3. La Vanidad. El organizador. Falsificación. Orientación mercantilista. Tanto tienes y enseñas, tanto vales. El engaño o la mentira es el pecado capital del eneatipo nº 3, una personalidad que busca el éxito. Montón de trucos para enmascarar la verdad o para vender sus propias ideas o productos. Son los maestros del arte de la manipulación, que emplean en lugar de la honestidad. Ambiciosos, arrogantes, competitivos. Prácticos y poco afectivos, lo que comúnmente se conoce como «trepas».

Se encuentran entre los eneas nº 2 el orgullo y el nº 4 la envidia, sus alas. Narcisistas e histriónicos.

Entre el exterior y el interior

Siendo floralmente acompañados con Oak los que mantienen siempre el tipo, Agrimony con su disimulo, Centaury acercándonos al reconocimiento del sometimiento del alma a nuestra personalidad. Elm, con sus agobios, al querer estar a la altura de tantas responsabilidades. Gentian para conectar con la posibilidad de sentir fe y esperanza a través de la perseverancia, con nosotros mismos y con la vida.

En otros sistemas florales pondremos, Girasol, dificultad con las imágenes de autoridad; poder poner al día la propia imagen de autoridad interna; elaboración de las relaciones con el padre. Daffoild, fue tal el miedo a ser ignorado que reaccionó con deseo de ser brillante. Pink monkeyflower para darse cuenta que se puede expresar el miedo, la sensibilidad, la vergüenza, la tristeza. Coherencia y consecuencia.

Eneatipo nº 4. La envidia. El Romántico - La comparación. Depresivo y/o masoquista. Irresponsable. La envidia de los eneas nº4 es un sentimiento provocado por el deseo de tener lo que no está al alcance de uno mismo.

Carmen Risueño

Veces visto:

1588

Comentarios (0)

Hacer un comentario

Por favor autentifíquese para dejar un comentario.