Acusan de escrache al equipo de investigación de La Sexta

Acusan de escrache al equipo de investigación de La Sexta

With 0 Comments, Category: NOTICIAS,

Entrevista exclusiva

José Ramón Llorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular, ha decidido responder públicamente a quienes llevan años acusándole falsamente de haber cometido unos delitos que los jueces archivaron por inexistentes a pesar de lo cual sigue siendo acosado por miembros del equipo de investigación de La Sexta a los que acusa de hacerle incluso escrache en su propio domicilio.

Los hechos empezaron el 8 de enero de 2013 cuando fue denunciado por Julián Rodríguez Giner -padre de un joven llamado Mario Rodríguez Rubio que falleció por leucemia- que entre otras cosas le acusó de ser responsable de su muerte por sugerirle que no se sometiese al tratamiento que los oncólogos le proponían y hacerse pasar por médico sin serlo. Acusaciones que los jueces constataron falsas -todas ellas- sobreseyendo y archivando la causa el Juzgado de Instrucción nº 7 de Valencia en dos ocasiones.

De hecho la propia madre del joven fallecido, Josefa Revenga Rubio, afirmó en sede judicial que las acusaciones de su exmarido eran falsas, que llevaba veinte años separada de él, que la relación entre padre e hijo no era buena y que José Ramón Llorente no solo no instó a su hijo a abandonar el tratamiento oncológico sino que le animó reiteradamente a seguirlo dada su gravedad siendo él -joven preparado e inteligente- quien se resistía a hacerlo. Negó asimismo que se hiciera pasar por médico y que tanto ella como su hijo sabían que era naturópata. En suma, desmintió todas las acusaciones de su exmarido.

Cabe añadir que la cuñada del denunciante y tía del joven fallecido, Isabel Rubio Revenga, declaró por su parte en el juzgado que le constaba fehacientemente que Llorente nunca afirmó ser médico sino naturópata, que su propuesta terapéutica no tenía por objeto curar el cáncer sino mejorar el estado general de Mario y ayudarle a sobrellevar los agresivos tratamientos convencionales, que era efectivamente su sobrino Mario quien se mostraba reticente a seguir los tratamientos que le proponían los oncólogos y que fueron su madre y Llorente quienes intentaron convencerle de que se sometiera a ellos dada la gravedad de su caso, que la decisión sobre qué hacer la tomó siempre su sobrino porque “era mayor de edad y sabía lo que tenía que hacer”, que fue el propio Llorente quien les pidió que explicaran a los oncólogos lo que le sugería tomar a Mario para que éstos lo valoraran y en su caso lo autorizaran -cosa que efectivamente hicieron-, que le constaba que el padre nunca acudió a la consulta de Llorente y menos con su hijo porque “hablaban poco, lo justo” y que su hermana, nada más fallecer Mario, echó de su casa a Julián, su exmarido. Según explicó su hermana se encontraba muy deprimida por lo acaecido, no comía y sin embargo no recibió ayuda alguna por parte de su exmarido a pesar de que ella le había permitido vivir en su casa el último año “porque no tenía donde meterse”. Su declaración terminaría con la afirmación de que Julián Rodríguez Giner las había amenazado a ambas diciéndoles que “lo iban a pagar muy caro”. Así consta de forma detallada en la declaración judicial que tuvo lugar el 15 de julio de 2016.

Cabe añadir que Julián Rodríguez Giner es uno de los personajes que está detrás del llamado Observatorio contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias constituido y avalado por la Organización Médica Colegial (OMC) que integran cinco personas que se han autoarrogado el derecho a decidir qué tipo de medicina o terapia es a su juicio científica y cuál no y que sin valorar con rigor absolutamente nada se han limitado a hacer una lista de todo aquello que a su parecer pertenece a la medicina no convencional decidiendo que solo por eso son “pseudociencias” o “pseudoterapias”. Incluyendo en ella las medicinas y terapias que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años avalando y pidiendo que se introduzcan en el sistema sanitario de todos los países.

Pues bien, el equipo de investigación de La Sexta que dirige Begoña Chamorro y presenta Gloria Serra contó en su reportaje televisivo la versión del padre pero silenció la de la madre, la de la cuñada y la de Jose Ramón Llorente y no explicó que el juzgado había archivado las acusaciones. Y lo que es más grave: emitió el programa varias veces más a sabiendas de que las acusaciones se habían archivado judicialmente. Como silenció que el padre de Mario solicita 500.000 euros por «daños morales» vislumbrándose lo que realmente busca.

Quizás porque en un inaudito auto la Audiencia Provincial de Valencia entendió luego que Llorente puede haber ejercido actos que la Ley de Sanidad considera reservados a los médicos convencionales –en España, no en otros países– lo que en cualquier caso éste niega también rotundamente y piensa demostrar en el juicio que dará comienzo el próximo 24 de noviembre en Valencia. Y es que los jueces de la sección 5ª de la Audiencia Provincial de Valencia «ordenaron» al fiscal y al juez del Juzgado nº 7 de Valencia –que por dos veces ha sobreseído el caso al no apreciar delito alguno– que le acusen como mínimo de «intrusismo» ¡aunque nunca se hiciera pasar por médico!

Las personas interesadas en conocer todos los datos de este proceso pueden entrar en Discovery DSALUD

Visualizar el vídeo con la entrevista que José Ramón Llorente acaba de conceder a Discovery DSALUD Television

Compartir esto
Traducir »
En A.P.E.N.B. usamos cookies para el correcto funcionamiento de la web y para personalizar tu experiencia en el sitio. Las cookies no pueden acceder a información almacenada en tu disco duro, o dañar o poner en peligro tu ordenador. Si cierras esta notificación o continúas explorando el sitio, estás aceptando el uso de cookies por nuestra parte.