Defendamos los Métodos Naturales de Salud

[image target=»_self» action=»none» image_action_link=»http://» fancybox_group=»» show_border=»1″ align=»none» width=»250″ height=»187″ image_alt=»» link_title=»» margin_top=»» margin_right=»» margin_bottom=»» margin_left=»»]https://www.apenb.org/wp-content/uploads/2013/11/75.jpg[/image]

Hace poco un fiscal fue suspendido por el colegio de la magistratura por haber acusado de «estafador» a un individuo que aún no estaba condenado. Encima, el “estafador” tuvo que ser liberado por este grave “error de procedimiento”…

Parto de la base de que España no es una república bananera sino un país donde se respeta la presunción de inocencia y es por esta razón que vuestras injurias hacia mi persona y la práctica de la Sanergía incurren en un claro delito penal.

Buenooooo, “reporteros”… sois reporteros, no jueces.

Estoy a pocos años de jubilarme, no me siento lo bastante importante como para dejarme afectar por tanta polémica. Pronto saldré de la vida pública. Si me doy la oportunidad de reaccionar es porque me preocupa que pueda impedirse a los jóvenes el ocuparse de nuestro futuro; porque nuestro presente ya lo conocemos y creo que no le gusta a nadie. Por ello muchos, incluido yo, quieren escuchar – en el siglo de la información – todo lo que nos proponen NUEVAS teorías y técnicas.

Quisiera que tengan en cuenta que hemos grabado vuestras afirmaciones y que, como ustedes lo sugieren en sus anuncios, haremos lo que haga falta para que mi caso acabe con justicia. Mientras tanto déjenme apuntarles que están ustedes atacando a todos los Métodos Naturales de Salud y que yo “no practico” ninguna forma de medicina, por lo que presumo que las Asociaciones Profesionales de Naturópatas A.P.E.N.B., Cofenat y Fenaco entre otras querrán testimoniar CON MUCHO GUSTO en caso de proceso, al igual que la revista Discovery Salud que documenta con extenso material científico casi todo lo que afirmo.

Soy un comunicador, un performer y mi performance es comparable con cualquier monólogo de teatro en el cual un actor expresa lo que escribió el autor. Soy el “intérprete” de muchos científicos de renombre internacional.

Recordad que si ustedes ejercen su libre derecho de expresión (y que no cambien esta ley de libre expresión de la prensa, por favor), este derecho también lo tengo yo. Ver la “Convención Derechos Humanos” aceptada por este país.

Lo correcto es mostrar lo que yo afirmo, sin añadir -antes o después- comentarios basura tendenciosos sin fundamento alguno. Sé cómo funciona la TV, está todo notificado, también que yo no autoricé la transmisión, además lo he comunicado a todas las redes sociales, será difícil negar que no lo autoricé.

Creo además, que yo debería haber estado presente durante este programa (que no autoricé) el sábado pasado, para que, en los ojos de todos los terapeutas de España, no parezca que «nuestro equipo» fuera a enfrentarse al vuestro sin portero y sin defensores. ¿Qué «valor» tendría este enfrentamiento?

Quisiera que no se hable de mí con titulares de estafa, estafador, fraude y otras palabras no solo insultantes sino ilegales. Hay otras maneras más elegantes de marcar goles.

Cualquier nueva idea pasa por tres fases.

  • En la primera es ridiculizada
  • En la segunda es contestada, acusada, atacada, calumniada
  • En la tercera es aceptada como si fuera la cosa más lógica del mundo… (Arthur Schopenhauer, metafísico)

Para ilustrarlo piense en: Reiki, Yoga, Shiatzu, Acupuntura, Budismo, Cristianismo, Sufismo, terapia Gestalt, método Silva, Amway, Herbalife, Telecinco…

Lo qué pasa a los que –por dictadura- amargan la vida de la población y no respetan su salud y su libertad, se lo pueden preguntar a Ghaddafi and company. Al final, la población y la verdad siempre ganan.

Piense que la Medicina en su forma actual solo tiene 150 años de experiencia, que debe evolucionar y aprender mucho todavía. Piense que el trabajo de las energías existe desde que existe la humanidad, y en todas las categorías del mundo animal.

Para la “nube” de sus ordenadores, Steve Jobs se inspiró del “Campo” con el que está conectado cada animal o humano, el diseño original o campo morfogenético del cual saca la información ancestral de continuidad de la especie.

Quien obstinadamente cierra la puerta al progreso es un enemigo de la humanidad.

Cuando todos los médicos actuales estén enterrados y olvidados, todavía existirán las técnicas de sanación naturales.

Cuando todos los humanos hayan desaparecido de este planeta, en menos de 10 años el planeta habrá recuperado todo su equilibrio y todos sus recursos naturales. (Dr. Deepak Chopra).

Amor, luz y abundancia a todos.
Alessandro Di Masi

Comparte este contenido en tus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.